jueves, 24 de agosto de 2017

La otra chilena Vol 2




La otra chilena Vol 2
La música de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca.

Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. CDI


La chilena.

Es una expresión musical con características propias que la convierten en un género diferente, pero que también comparte ciertos rasgos característicos del son. La chilena, al igual que el son, se baila y se canta. 



Todo lo que expresa la chilena se entronca con el ritmo de la cueca (zamacueca), ritmo de música peruana que también se considera chilena y que se cultiva desde Lima y Valparaíso, hasta Buenos Aires. Sea producto de un naufragio, o por la adopción por contagio de aventureros navegantes del Siglo XVIII , el caso es que el sensual ritmo se asentó en la Costa Chica de Guerrero, y con pocas diferencias tomó carta de originalidad. 



Para hacer resonancia del ritmo musical, en principio se bailó sobre una barcaza volteada sobre la playa. El eco se dejaba escuchar bajo el cobijo de las palmeras. No podían haber ideado mejor método de resonancia. Ometepec y Cuajinicuilapa son municipios fundamentales en la conservación de la chilena, en la historia y la tradición de la Costa Chica. (Estos lugares pertenecen a Guerrero desde que el estado se erigió en 1849). 

Cuajinicuilapa

Como en todos los bailes donde se toca el son, la chilena cuenta con tiempos de acción y otros de reposo, lentos. Da comienzo con pasos acompasados, suaves, como el inicio de un paseo normal; con un natural coqueteo femenino. 



Se cantan estrofas de la versería regional, y tan pronto terminan, en una y otra sale el bailador a pretender dar alcance a la dama; ella se escabulle entre pasos de baile ligeros, sin permitirlo, agitando un pañuelo; y después de la persecución termina el drama con figuras habilidosas de los bailadores, tras un sonoro taconeo, con que persigue sonoramente el ritmo, el tarimero.




La letra de una popular chilena, es:
Ya te he dicho.
Ya te he dicho que no vayas,
ya te he dicho que no vayas
a tra’ir agua al pozo hondo,
a tra’ir agua al pozo hondo,
porque allí andan los muchachos,
porque allí andan los muchachos,
te pueden brincar al chongo,
ya te he dicho que no vayas,
a tra’ir agua al pozo hondo.


Uno de los más famosos chileneros lo fue el gran compositor Álvaro Carrillo, reconocido oaxaqueño, pero que desde niño vivió en Ometepec; él se dijo guerrerense. Una chilena popularizada por la interpretación del cantante Darvelio Arredondo es la llamada El charco choco:

Juchitán y Huehuetán
andan peleando terreno.
Juchitán y Huehuetán
andan peleando terreno…
Juchitán dice: ¡ganamos!

Huehuetán dice: ¡veremos!
Juchitán dice: ¡ganamos!
Huehuetán dice: ¡veremos!… etc.

Para leer más 
Nota sobre los géneros musicales en Guerrero, chilenas, sones y corrido.

Se puede escuchar en el sitio CDI

miércoles, 23 de agosto de 2017

La Música en la Montaña de Guerrero (nahuas, mixtecos y tlapanecos).


La Música en la Montaña de Guerrero (nahuas, mixtecos y tlapanecos).

CDI Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas


Las piezas que contiene este fotograma fueron grabadas por personal de la XEZV en los albores de la radio en la región. Esto las hace documentos que atestiguan la creatividad musical indígena, pero también impide salvar algunas deficiencias técnicas de origen; con todo, en homenaje a sus intérpretes y a sus autores “algunos ya fallecidos” se dejaron en esta edición. Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. México.

Las piezas que contiene este fotograma fueron grabadas por personal de la XEZV en los albores de la radio en la región. 
La Música en la Montaña de Guerrero 
La pionera de las radiodifusoras culturales indigenistas la XEZV “La Voz de la Montaña” se ha dedicado desde su fundación en el año de 1979, al apoyo y difusión de la música y danzas tradicionales de los pueblos nahua, mixteco y tlapaneco. La XEZV transmite desde Tlapa de Comonfort, Guerrero, corazón económico de la región conocida como La Montaña, localizada al noreste del estado de Guerrero en colindancia con Puebla y Oaxaca y formando parte de la Sierra Madre del sur; se trata de una región predominantemente agrícola.
La selección musical y la información que la acompaña son producto de la labor del personal de la XEZV. En ella se ejemplifica la música de los tres pueblos indígenas representados, iniciando con el de mayor presencia demográfica en la región: los nahuas; enseguida se incluyen los mixtecos y termina con el grupo menos numeroso: los tlapanecos.

/cms/uploads/image/file/296065/xezv-a-voz-de-la-montana-01.jpg

En línea en soundcloud

La otra chilena Vol 1 La música de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca


La otra Chilena Vol.1

Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. CDI

La música de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca.







No sabía de la existencia de la chilena, hasta hace unos años que la encontré en la Fonoteca INAH, así que para todo lo que no se sabe, una consulta a Wikipedia.

"La chilena es un género musical mexicano de la región de la Costa Chica, zona junto al océano Pacífico entre los estados mexicanos de Guerrero y Oaxaca, aunque su influencia se extiende a otras regiones cercanas. 

Se originó a partir de la cueca chilena, de allí su nombre, baile que fue llevado por marinos chilenos en 1822​ y luego por inmigrantes chilenos entre 1848 y 1855, durante el auge de la fiebre del oro de California,​ quienes pasaron por los puertos de Acapulco en Guerrero; Puerto Ángel, Huatulco y Puerto Escondido en Oaxaca.


La Costa Grande y la Costa Chica

En otros estados de la República Mexicana, así como en Estados Unidos, la chilena llegó a implementarse como un género musical más debido a las migraciones en masa de pobladores provenientes de las regiones de la costa durante las décadas de 1980 y de 1990.


Está emparentada con géneros musicales mexicanos como el son calentano, son de tarima de Tixtla y el son de artesa, así como con la zamba argentina, y la zamacueca y la marinera norteña peruanas."

Un mapa mas dettalado de la Costa Chica de Guerrero, de un sitio acerca de los atractivos turísticos de las Costas de Guerrero, denle un vistazo.







La “Otra Chilena”, un gran playlist de la música de la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca

Esta compilación hace un merecido homenaje a La Chilena, música que ha alegrado y sorprendido por más de un siglo las playas de Oaxaca y Guerrero.

Se cree que la música La Chilena viene de este país del sur y de migración sudamericana de otros lugares en el siglo XIX. Esta se fusionó con la intensa mezcla cultural de la costa de Oaxaca y Guerrero, donde habitaban desde mixtecos, amuzgos, hasta afroamericanos

Cada año en Oaxaca se realiza el Festival de la Chilena en Santiago Jamiltepec, un género del México profundo que da acordes a los bailes de chilena, característicos por el uso de pañuelos coloridos que se agitan en el aire los hombres para señalar a la mujer los pasos que han de venir, con alegres zapateados. Nos dice la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas:

Versos picarescos, alegres, que hacen referencia al mar, la costa, las montañas, las flores, el amor y las mujeres. Es una almagama de las culturas sudamericanas impregnadas de la migración europea, que se funde en Oaxaca y en Guerrero con los pueblos mixteco, amuzgo y afromexicano.

Este tipo de festivales recuerdan al mundo que aún existen personas que continúan esta tradición. Una de sus cualidades es la ingeniosa improvisación de los músicos, quienes hacen construcciones, casi siempre en doble sentido, que hacen del espectáculo uno más teatral. La siguiente compilación la hizo la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas a través de la Radiodifusora XEJAM “La Voz de la Costa Chica”.

Gran disco, lo pueden escuchar en línea en el sitio CDI donde encontrarán otras músicas, comprarlo en Educal. Si alguien tiene el cuadernillo esperamos su aporte. 

martes, 22 de agosto de 2017

Relatos y cuentos de las comunidades hñahñus del Valle del Mezquital


Relatos y cuentos de las comunidades hñahñus del Valle del Mezquital.

Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas 

Relatos y cuentos de las comunidades hñahñus del Valle del Mezquital.



















Proyecto de Comunicación Índigena apoyado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indigenas (CDI) delegación Hidalgo.
 Producción y Dirección General a cargo de Hipolito Bartolo Marcos. Serie de 10 cuentos en español y lengua hñahñu.


Ejercicio de Derechos Culturales y de Comunicación. Apoyo a comunicadores(as) indígenas para la producción y realización de proyectos de comunicación intercultural.

Relatos y cuentos de las comunidades hñahñus del Valle del Mezquital 

 Los proyectos de comunicación apoyan temáticas de identidad y fortalecimiento cultural y lingüístico, medicina tradicional, género y derechos y transmisión de conocimientos significativos como pueblos originarios, entre otros.

Cada año la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas emite una convocatoria dirigida a comunicadoras y comunicadores indígenas, organizaciones indígenas y comunidades indígenas, para que presenten propuestas de proyectos de comunicación en las modalidades de: guion y producción de capsulas de video o audio en lengua indígena o de manera bilingüe, para tv o radio, producción y edición de publicación de libros en lengua indígena o de manera bilingüe, diseño, realización y difusión de páginas de internet en lengua indígena o de manera bilingüe y talleres o cursos de formación en comunicación que fortalezca las capacidades y desarrollo de comunicadores indígenas, a desarrollar en el ejercicio de derechos en beneficio de población indígena.

En esta ocasión presentamos el resultado del proyecto "Relatos y cuentos de las comunidades hñahñus del Valle del Mezquital" realizado por Hipolito Bartolo Marcos, comunicador otomí del estado de Hidalgo.

El proyecto de producción sonora consiste en 10 cápsulas de relatos y cuentos que se derivan de la vida cotidiana, abordando aspectos tan actuales como la migración hacia los Estados Unidos y las grandes ciudades.

La frontera entre la tradición y la vida urbana se desvanece en las crónicas del pueblo otomí del altiplano mexicano. Te invitamos a escuchar las historias que nos cuenta Hipolito Bartolo en español y en lengua hñahñu.

Escucha los relatos y cuentos del Valle del Mezquital en Hidalgo

Cuentos para niños y no tan niños. En español y hñahñu. 

Sones de Xochipitsauak y Tapaxuwán. El ritual de bodas en la Sierra Norte de Puebla.

Sones de Xochipitsauak (flor delgadita en náhuatl) y Tapaxuwán (alegría en totonaco).

Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas

El ritual de bodas en la Sierra Norte de Puebla. Música de los pueblos nahua y totonaco. 

 El ritual de bodas en la Sierra Norte de Puebla. Música de los pueblos nahua y totonaco.

En la Sierra Norte existen similitudes entre los diferentes pueblos que la habitan, como sucede en la música para bodas que interpretan tanto nahuas como totonacos.

Entre los primeros es llamada xochipitsauak (flor delgadita) y Tapaxuwán (alegría) entre los totonacos. 

No se trata de un mismo repertorio sino más bien un rasgo cultural común consistente en hacer música para un acontecimiento social relevante, de hecho existen diferencias en los repertorios de comunidad a comunidad, tal como se puede apreciar en las interpretaciones de los nahuas de Pepexta, Huahuaxtla, Xiloxochico, San Miguel del Progreso y Huayapan (la de los chales tan famosos) y las interpretaciones de los totonacos de Caxhuacan, Tapango de Rodríguez y Tuxtla.


Tanto los sones de xochipitsauak como los de tapaxuwán se tocan en los diferentes episodios rituales del matrimonio, el cual implica un complejo sistema de reglas, prohibiciones y prescripciones sumamente estricto, que con singular alegría son llevados a cabo en la fiesta. En las bodas de ambos pueblos se pueden observar una serie de ritos y escuchar sones en el espacio sagrado donde se consuma el matrimonio, y polkas, huapangos y pasos dobles en los momentos y lugares de esparcimiento.

En este fonograma presentamos una antología de sones de ambas tradiciones musicales.

El tapaxuwán "alegría"
Música ritual entre los "tutunakú"

Entre los totonacos la música es empleada en rituales de iniciación', en rituales de curación' y sobre todo se toca para acompañar danzas. La importancia de la música es ilustrada, por ejemplo, en los mitos de origen como el del nacimiento del maíz, donde el padre de la planta sagrada es un músico que toca el violín, y el maíz es un niño que sabe ejecutar el arpa y el violín, y es quien enseña a su madre a tocar para el costumbre.

En las diversas manifestaciones musicales de los totonacos se observa una interesante apropiación de elementos musicales coloniales; este pueblo ha creado música que lo identifica y donde los intérpretes muestran una gran habilidad en la ejecución, basta mencionar la increíble destreza del músico danzante que ejecuta los elaborados sones de la danza del volador con un pequeño tambor de dos parches y una flauta de tres orificios; también, por ejemplo, con tambor y flauta se tejen los sones de la danza de Santiagueros, y otras variantes de las danzas de Moros y Cristianos son acompañadas con instrumentos de cuerda, por ejemplo, la danza de Negritos que en algún momento fue acompañada con arpa y violín, hoy en día es acompañada con violín y guitarra. Los sones tapaxuwán, al igual que la danza de Negritos, se tocan con violín y guitarra, y en algunas ocasiones se les agrega una jarana.

La palabra "tapaxuwán" proviene del verbo "tapaxuwa" que significa "está alegre"; con el prefijo "ta" y el sufijo "n" se convierte en "alegría".

Los sones de tapaxuwán se tocan en diversos acontecimientos relevantes en la vida de los totonacos como la recepción de una imagen religiosa en casa del mayordomo, en el bautizo de un niño y en las bodas.
Como sucede en otras tradiciones musicales indígenas, los sones forman parte de la cosmovisión, en este caso, el número de sones puede ser desde de 12 hasta 24, según el lugar. El número 12 para los totonacos se relaciona con la esencia femenina de las cosas, mientras que el 13 se relaciona con las masculinas; de igual forma existe una correspondencia con los rumbos del universo: el 12 con el oeste y el 13 con el este. La representación de ambos números se hace de diferente manera en los rituales, por ejemplo, se pueden simbolizar poniendo 1 2 velas, haciendo doce danzas o tal vez tocando doce sones.

Para leer más.
La descripción completa de la boda totonaca aquí.



El Xochipitsauak
La música ritual para la boda entre los nahuas


La xochipitsahuak es tal vez una de las manifestaciones musicales más comunes en los distintos pueblos nahuas de Veracruz, Puebla, More los, Hidalgo, San Luis Potosí. No se trata siempre de la misma pieza, del mismo canto o del mismo conjunto de piezas, tampoco se interpreta siempre con la misma instrumentación sino que existen versiones con banda de viento, con jarana, quinta huapanguera y violín, o con guitarra y violín como los sones incluidos en este fonograma. Al parecer también existen versiones con instrumentos eléctricos hechas por grupos versátiles de la Huasteca. Las ocasiones en que se interpreta la xochipitsauak también son distintas, pero la mayoría de las veces son ocasiones solemnes como el día de muertos o festivas, como en el caso de la celebración del matrimonio.

La raíz del nombre de esta música es "xochit" (flor) y "pitsaua" (delgadita), haciendo una analogía con una mujer delgada y bonita; para algunos es también flor menudita, sin embargo, en la región generalmente se usa con la primera connotación. También es conocida como xochison (son de las flores) o uejkaukayoxochiy (flor antigua). Estas denominaciones, al igual que la primera, toman la partícula "xochit" (flor) que define exactamente su finalidad: la alegría por establecer la alianza. Para muchos pueblos indígenas, sobre todo para los que tienen una fuerte raíz nahua, las flores encierran un profundo significado: son mucho más que un objeto bello de la naturaleza.

Como en el caso del tapaxuwán, los momentos de la boda son acompañados con sones especiales, como se describe en "La boda nahua".

Música de los Pueblos Mayas



Música de los Pueblos Mayas
Belice - El Salvador - Guatemala - Honduras - México;
INI. 1993 - Año Internacional de los Pueblos Indígenas.




Música de los pueblos mayas

Durante el Año Internacional de los Pueblos Indígenas, se llevó a cabo en los municipios de Campeche, Holpechén y Calkiní, del 4 al 6 de junio de 1993, el Encuentro Internacional de Pueblos Mayas. Este evento fue organizado por el Consejo Supremo de los Pueblos Mayas, el Gobierno del estado de Campeche y el entonces Instituto Nacional Indigenista.

Se reunieron en nuestro país diversos grupos pertenecientes a la cultura maya, cuyas historias muestran el desarrollo alcanzado durante siglos. Uno de los objetivos principales del evento fue propiciar la convivencia e intercambio de experiencias entre los diversos grupos participantes, además de difundir un conocimiento de las culturas mayenses entre los núcleos urbanos donde se celebró el Festival.

Participaron 21 agrupaciones musicales de México, Guatemala, Honduras y Belice, así como tres grupos invitados de otros pueblos indígenas: Náhuat de El Salvador, Lencas de Honduras, y Afromestizos de Belice.


La Comisión Nacional para
 el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) ofrece al público este registro sonoro de sus acervos, como contribución al estudio, fomento y difusión de las manifestaciones musicales de los pueblos mayas, todos ellos portadores de cultura y sustento secular de las tradiciones más profundas que enorgullecen a nuestro país.

MÚSICA DE LOS PUEBLOS MAYAS VOL.1
Grupos participantes en el Encuentro Internacional de Campeche, México
Volumen 1. Duración total 1:07
México, 2a. edición 1997. Instituto Nacional Indigenista

Mayas de Campeche

1. ¡AY DIOS! JUANITO (canto ceremonial) 5:25
Grupo musical: Los Maiceros.
Integrantes: Santiago Estrella, primer urich (caracol) y voz; Adolfo Cohuo Vargas, segundo urich (caracol) y voz; Roberto Cohuo Colli, tunkul; Gregorio Witz Haas, voz guía; Marcos Antonio Euan Mis, Luis Manuel Mis Pech, Marcelino Mis Pech y José Valdemar Euan Mis, voces responsoriales (niños).
Procedencia: Municipio de Pomuch, Hecelchakán y Calkiní, Campeche.


Este canto es de carácter recitativo y responsorial, se emplea en ceremonias de matrimonio, de petición de mano y para la preparación de las siembras. Por su estructura, dotación instrumental y tipo de emisión vocal, nos aproxima a las manifestaciones mayas prehispánicas. Su texto, pleno de metáforas, refleja un profundo sincretismo y en él se recurre al niño como vínculo con las deidades. El tunkul es ejecutado con la precisión percutiéndose de manera separada y simultánea sobre sus dos lengüetas. Al inicio del canto-oración, el llamado de las trompetas de caracol prepara el advenimiento del momento sagrado.

Mayas de Quintana Roo

2. AIRES DE FANDANGO (Pieza de la danza de Vaqueras) 4:31
Grupo musical: Tres Estrellas.
Integrantes: Vicente Ek, violín; Antonio Mai Ek, tarola y Alberto Mai Ek, bombo.
Procedencia: Yaxley, municipio de Carrillo Puerto, Quintana Roo.

Las Vaqueras son personajes importantes dentro de las celebraciones. Su función es diversa: son anfitrionas, preparan ciertas comidas y participan de la danza, en la cual destacan por su seriedad y aparente indiferencia no obstante que, en algunos casos, bailen con parejas del sexo opuesto. Portan un sombrero con flores y listones, símbolo de su rango y compromiso en festividades anteriores.


Vicente Ek, violinista maya pax


3. WAKAX (Pieza de la danza de Vaqueras) 2:15
Grupo musical: Tres Estrellas.
Integrantes: Vicente Ek, violín; Antonio Mai Ek, tarola y Alberto Mai Ek, bombo.
Procedencia: Yaxley, municipio de Carrillo Puerto, Quintana Roo.

En la región de donde proviene este grupo es muy común integrar al ceremonial dotaciones instrumentales formadas por uno o dos violines y por dos tambores bimembranófonos de diferentes dimensión (redoblante y bajo). En algunos casos los instrumentos son guardados en el interior del templo como parte de los objetos de culto. Dicha agrupación y las piezas que se interpretan forman una de las versiones más arraigadas dentro de la música de maya paax.

4. EL PAVO CANTOR (Jarana 6x8) 2:33
Grupo musical: Tah-Nab.
Integrantes: Victoriano Ortega, hoja de roble; José Ramírez, cilindro o filarmónica (armónica de boca); Albino Huchin Estrella, tarolitas (bongoes) y José Urbano Cheh-Moo, jarocha (güiro).
Procedencia: Municipio de Tenabo, Campeche.

Una alternativa de los Mayas Peninsulares consiste en recrear los géneros de jarana y rumba, empleando como instrumentos musicales diversos objetos y materiales que los circundan. El concepto musical, interiorizado profundamente por la resistencia cultural, mezcla instrumentos formales y no formales en una constante búsqueda de texturas y timbres. Por tanto, no es de sorprender que las dotaciones varíen entre los grupos de una misma localidad o bien, que un ejecutante pueda cambiar su instrumento por otro que cumpla una función similar. El resultado genera ensambles interesantes, como el utilizado en la jarana que presentamos.


5. EL NIETO Y LA BODA (Canto maya) 1:42
Intérprete: José Ramírez, voz (integrante del grupo Tah-Nab).
Procedencia: Municipio de Tenabo, Campeche.

El romance o corrido de relación, narra situaciones fantásticas y exageradas. Una de sus temáticas importantes alude a la relación entre el hombre y los animales de su entorno. El piojo y la pulga es una antigua canción de origen andaluz, ampliamente documentada en las diferentes regiones de nuestro país, ya sea como canción, juego infantil o corrido. El ejemplo que ofrecemos tiene como antecedente la temática de esa pieza, sin embargo, el lenguaje y la cosmovisión de los mayas permea la influencia original adaptando la melodía a los giros tonales de su idioma y transformando el texto para asociarlo con dos de sus principales deidades: el Dios del Monte y el Señor Sol.

6. CANTO AL SOL (Canto maya tradicional) 0:53
Intérprete: José Ramírez, voz (integrante del grupo Tah-Nab).
Procedencia: Municipio de Tenabo, Campeche.
Está pieza fue institucionalizada en las escuelas de todo el país, como un canto maya de origen prehispánico.


Guardando las debidas reservas ante tal afirmación, lo que sí pudimos constatar, es su vigencia entre los indígenas actuales. En esta versión se denota la frescura y musicalidad de la lengua maya.

Mayas de Campeche

7. ROSA MARIA (Jarana 6x8) 3:10
Grupo musical: Hermanos Tzeek.
Integrantes: Tito Amado Tzeek, director y trompeta en sib; César Eleazar Tzeek, trompeta en sib; Anselmo Balam Has, trombón de vara en sib; Venustiano Chi Uchin, saxofón tenor en sib; Hipólito Cahum Tzeek, saxofón alto en mib; José Edmundo Tzeek Cahum, güiro y Tito Amado Tzeek Cahum, timbales de llave.
Procedencia: Nunkiní, municipio de Calkiní, Campeche.


La Orquesta Jaranera o Charanga es una de las agrupaciones más difundidas en la península. Sus antecedentes guardan estrecha relación con los grupos similares que surgieron en Cuba. Los hermanos Tzeek se han preocupado por transmitir sus conocimientos a los niños y jóvenes de su comunidad, creando una escuela en el local de un antiguo oratorio, donde éstos aprenden la ejecución de diferentes instrumentos y se capacitan en notación musical. Su repertorio es extenso, destacando las jaranas en 6x8, en 3x4 y los sones de danza. Los timbales de llave que poseen fueron fabricados localmente por el músico que los ejecuta. El güiro es muy apreciado en la región y se le denomina cariñosamente jarocha.


8. OKOSTAH-POL (Primer pieza de danza de Cabeza de Cochino) 1:48
Grupo musical: Hermanos Tzeek.
Integrantes: Tito Amado Tzeek, director y trompeta en sib; César Eleazar Tzeek, trompeta en sib; Anselmo Balam Has, trombón de vara en sib; Venustiano Chi Uchin, saxofón tenor en sib; Hipólito Cahum Tzeek, saxofón alto en mib; José Edmundo Tzeek Cahum, güiro y Tito Amado Tzeek Cahum, timbales de llave.
Procedencia: Nunkiní, municipio de Calkiní, Campeche.


Esta danza colectiva asocia música, baile y comensalidad. Forma parte de los rituales comunitarios compartidos por todos los pueblos indígenas de la zona. Una cabeza de cerdo (criado y sacrificado ex profeso), es colocada sobre un tablón rodeada de frutas y licor, decorándose con tiras de papel. De manera simbólica se traslada por los responsables o mayordomos de una casa a otra de la población; el cortejo integra música y danza. Posteriormente se celebra una corrida colectiva donde se guisa la cabeza. Por su amplia difusión forma parte del repertorio obligado de todo tipo de agrupaciones musicales.


9. SIN NOMBRE (Segunda pieza de danza de Cabeza de Cochino) 1:30
Grupo musical: Hermanos Tzeek.
Integrantes: Tito Amado Tzeek, director y trompeta en sib; César Eleazar Tzeek, trompeta en sib; Anselmo Balam Has, trombón de vara en sib; Venustiano Chi Uchin, saxofón tenor en sib; Hipólito Cahum Tzeek, saxofón alto en mib; José Edmundo Tzeek Cahum, güiro y Tito Amado Tzeek Cahum, timbales de llave.
Procedencia: Nunkiní, municipio de Calkiní, Campeche.

Mayas de Yucatán

10. CRISTINA (Jarana 3x4) 1:47
Intérpretes: Porfirio Tzul Pot, filarmónica (armónica de boca); Pedro Pot Koo, joboncitos, bulaleek o timbales (jícaras percutidas sobre agua) y Jorge Andrés Pot Pot, bombo o bulaleek (jícara percutida sobre agua) y voz.
Procedencia: Villa de Peto, Yucatán.

Los participantes de este grupo de maya paax, también integran una dotación instrumental no convencional. De especial interés etnomusicológico son los idiófonos que emplean, acondicionados bajo el mismo principio: jícara de bule invertida en un tronco tubular ahuecado, el cual en su interior contiene agua, el líquido actúa como contenedor. La jícara es prácticamente del mismo tamaño que la boca del cilindro, siendo percutida por una baqueta de madera recubierta con hule. En esta interpretación se incluye una bomba o verso tradicional en la lengua materna.


11. SIKISIRIKI (Jarana 3x4) 2:32
Intérpretes: Porfirio Tzul Pot, filarmónica (armónica de boca); Pedro Pot Koo, joboncitos, bulaleek o timbales (jícaras percutidas sobre agua) y Jorge Andrés Pot Pot, bombo o bulaleek (jícara percutida sobre agua) y voz.
Procedencia: Villa de Peto, Yucatán.

Mayas de Campeche

12. AIRES (Fandango) 1:53
Intérprete: Francisco Dzay Uc, hoja de roble y tambor (de una sola membrana).
Procedencia: Chunchitoc, municipio de Holpelchén, Campeche.

Don Francisco se ha dedicado desde hace más de doce años a la música, distinguiéndose por ser un virtuoso ejecutante de hojita y tambor; instrumentos que toca simultáneamente. No obstante que su repertorio consta de todo tipo de piezas, hace énfasis en los géneros regionales como aires, jarabes, jaranas, rumbas y sones.

Las hojitas que utiliza son de los árboles de roble y limonaria, protegidas cuidadosamente para que no puierdan su elasticidad. El tambor fue construido por él mismo; el cuerpo de madera recubierto con cartón y plástico, la membrana es un parche de cuero de venado, tensado con un arco de metal y tornillos. Sostiene el instrumento con un cordón de hilo al cuello y lo ejecuta de pie con dos baquetas de madera de bejuco. Francisco Dzay es un ejemplo claro de cómo el hombre, portador de cultura y tradición, retoma cualquier elemento de su entorno natural para crear música.


13. MARIA CRISTINA (Jarana 3x4) 2:38
Intérprete: Francisco Dzay Uc, hoja de roble y tambor (de una sola membrana).
Procedencia: Chunchitoc, municipio de Holpelchén, Campeche.


14. EL TORITO (Jarana 6x8).
2:06 Intérprete: Francisco Dzay Uc, hoja de roble y tambor (de una sola membrana).
Procedencia: Chunchitoc, municipio de Holpelchén, Campeche.

Mayas de Quintana Roo

15. ROSITA (Zapateado) 2:49
Grupo musical: Estrella de Sacala y maya paax de Sabán.
Integrantes: Roberto Kaomo, timbales (jícaras percutidas sobre agua); Pascual Kahuilatek, bombo (jícara percutida sobre agua); Bernardo Kahuil Poot, xtuchÕ (güiro); Gonzalo Kahun Sit, filarmónica (armónica de boca), Rogelio Akí Moo, filarmónica (armónica de boca) y Margarito Kahuil Ake, áak (caparazón de tortuga).
Procedencia: Sacala y Sabán, municipio de José María Morelos, Quintana Roo.

Existe entre las comunidades mayas de Quintana Roo una especial resistencia hacia los conceptos generalizados por los demás pueblos. En el área de procedencia los términos valseado y zapateadosustituyen a la jarana en 3x4 y en 6x8. El caparazón de tortuga es un remanente de la cultura maya precolombina; en el caso que nos ocupa, el músico manipula el instrumento de pie, con punto de apoyo en la palma de la mano izquierda (en el cual cabe el caparazón); lo percute con un clavo de metal en ambas lengüetas, o en otros casos al centro del idiófono.

16. TNAGOMAITO (Rumba) 3:18
Grupo musical: Estrella de Sacala y maya paax de Sabán.
Integrantes: Roberto Kaomo, timbales (jícaras percutidas sobre agua); Pascual Kahuilatek, bombo (jícara percutida sobre agua); Bernardo Kahuil Poot, xtuchÕ (güiro); Gonzalo Kahun Sit, filarmónica (armónica de boca), Rogelio Akí Moo, filarmónica (armónica de boca) y Margarito Kahuil Ake, áak (caparazón de tortuga).
Procedencia: Sacala y Sabán, municipio de José María Morelos, Quintana Roo.


17. OOTSI KAAX (Valseado) 1:51
Grupo musical: Estrella de Sacala y maya paax de Sabán.
Integrantes: Roberto Kaomo, timbales (jícaras percutidas sobre agua); Pascual Kahuilatek, bombo (jícara percutida sobre agua); Bernardo Kahuil Poot, xtuchÕ (güiro); Gonzalo Kahun Sit, filarmónica (armónica de boca), Rogelio Akí Moo, filarmónica (armónica de boca) y Margarito Kahuil Ake, áak (caparazón de tortuga).
Procedencia: Sacala y Sabán, municipio de José María Morelos, Quintana Roo.

Maya-Kekchí de Belice


18. Lool che (Pieza de la danza Fiesta-Karifesto) 3:29
Intérpretes: Florencio Mes, arpa grande; Pedro Chi, violín (viola) y Leonardo Acal, guitarra (laúd).
Procedencia: San Pedro Colombia, distrito de Toledo, Belice.
Los mayas-kekchís presentan en este fonograma dos ejemplos de su cultura musical, los cuales interpretan con una enorme arpa diatónica de 30 cuerdas, un cordófono similar a la viola y una guitarrilla en forma de laúd de cinco cuerdas, dotación instrumental que utilizan desde hace aproximadamente 40 años.

19. POZOL (Pieza de la danza Fiesta-Karifesto) 2:55
Intérpretes: Florencio Mes, arpa grande; Pedro Chi, violín (viola) y Leonardo Acal, guitarra (laúd).
Procedencia: San Pedro Colombia, distrito de Toledo, Belice.

La música que este grupo interpreta es en esencia instrumental como complemento en las festividades de Semana Santa, Pascua y en procesiones patronales. Su participación en estos acontecimientos la denominan fiesta. A pesar del difícil acceso y los problemas de transportación de un punto a otro del país, ellos acuden a comunidades lejanas para contribuir musicalmente en la realización de las celebraciones religiosas, ocasionalmente en bodas y cumpleaños.

Al igual que ocurre en algunas culturas de Latinoamérica que utilizan el arpa, en ocasiones especiales asociadas con la danza y la procesión dicho instrumento es percutido en el área frontal inferior de la tapa acústica por un músico o tapeador. Entre los kekchí se marca el tiempo fuerte de las melodías con un solo golpe, con el puño cerrado, en el área ubicada entre la última cuerda grave (bordona) y el inicio del mástil.

Maya-Kekchí de Guatemala

20. BAILE DEL PERRO (Pieza de la danza del Venado) 0:52
Intérpretes: Enrique Cuk Paná, bajos; Venancio Choc Quip, requinta y Macario Co Kuk, segunda. Marimba para tres ejecutantes (diatónica).
Procedencia: Poblado Maya Tecum, municipio de Champotón, Campeche.


Los kekchí que participaron en el Encuentro de Pueblos Mayas, son originarios del Departamento de Quiché, Guatemala. Por diversos motivos emigraron a México desde aproximadamente diez años y actualmente se localizan en el pueblo de referencia.


Conscientes de su identidad, los Kekchí de Campeche han conservado y desarrollado algunas de sus expresiones culturales, que lejos de olvidarse se cimientan y recrean en su nuevo hábitat y en concordancia con su cosmogonía universal. Ejemplo de esto lo observamos en la danza del Venado, con la que participó este grupo en el evento. La coreografía, música y temática es muy similar a la que llevan a cabo otros grupos de la misma región del Quiché en Guatemala, como son los Mames, Uspantecas, Quichés y Cakchiqueles.


21. DEL VIEJO (Pieza de la danza del Venado) 2:08
Intérpretes: Enrique Cuk Paná, bajos; Venancio Choc Quip, requinta y Macario Co Kuk, segunda. Marimba para tres ejecutantes (diatónica).
Procedencia: Poblado Maya Tecum, municipio de Champotón, Campeche.


En esta manifestación, cuyo nombre original es Xojol Rech Masat, intervienen solamente hombres, quienes utilizan diversos trajes y accesorios para representar a los personajes que dan vida a la danza, entre estos podemos señalar: dos capitanes, dos perros, un viejo, una señora o vieja, tres zegalasos (sagales), dos micos (monos), un tigre, un cazador y cuatro venados. Estos últimos representan a dicho ser mítico, el cual al igual que en otras culturas de América tiene una presencia importante en diversos rituales y se llega a considerar como animal sagrado.


22. VENADO CHIQUITO (Pieza de la danza del Venado) 1:08
Intérpretes: Enrique Cuk Paná, bajos; Venancio Choc Quip, requinta y Macario Co Kuk, segunda. Marimba para tres ejecutantes (diatónica).
Procedencia: Poblado Maya Tecum, municipio de Champotón, Campeche.


Este y los demás sones se ejecutan con una marimba diatónica de 40 teclas, la cual se clasifica como un idiófono de golpe directo. Fue construida por el señor Alberto Chuk quien utilizó madera de corazón de akute y tankuche, las baquetas se elaboran de cualquier madera y los bolillos de recámaras de llanta; los resonadores están hechos de madera de cedro, así como el marco y las patas; dentro de los cajones tienen tela de tripa de cochino sujeta con cera de abeja. Es ejecutada por tres músicos, uno que percute el área de sonidos graves o bajos, otro en la parte intermedia llamada segunda y el tercero encargado de la sección melódica principal llamada requinta.


23. VIEJO MATA A VENADO CHIQUITO (Pieza de la danza de Venado) 2:15
Intérpretes: Enrique Cuk Paná, bajos; Venancio Choc Quip, requinta y Macario Co Kuk, segunda. Marimba para tres ejecutantes (diatónica).
Procedencia: Poblado Maya Tecum, municipio de Champotón, Campeche.


En México y Guatemala una gran cantidad de músicos indígenas siguiendo la tradición, continúan utilizando la marimba diatónica (de sólo un teclado). Cabe señalar que en las piezas que requieren tonalidades cromáticas, los marimberos demuestran su habilidad para resolver el problema, colocando debajo de las teclas cera bruta, masa o incluso chicle, con lo que logran obtener los semitonos deseados.

Tzeltales de Chiapas

24. SANTOS ROSARIO (Música y canto para el carnaval) 3:06
Intérpretes: Miguel Méndez Pérez, rabel; Lorenzo Gómez Hernández, guitarra tzeltal (jarana); Juan Domínguez Vázquez, voz y Miguel López Gómez, voz.
Procedencia: San Juan Cancuc, municipio del mismo nombre, Chiapas.


De ascendencia maya, las comunidades tzeltales ubicadas en la región de los Altos, conforman el grupo indígena de mayor población en el estado de Chiapas. Sus rituales mantienen prácticas sincréticas y la cruz es el máximo símbolo con el que representan a Dios. La Fiesta de Carnaval en Cancuc se desarrolla mediante dos celebraciones continuas dedicadas a sus respectivos santos patronos en un periodo de trece días.


Los personajes son 29 y se distribuyen en dos bloques que llegan a ejecutar sus respectivas dotaciones instrumentales en los mismos espacios. El primero lo conforman: Lok'i Venta (primer caporal) con su grupo de tres caporales, tres mujeres y su conjunto de músicos y el segundo está integrado por maruchas (hombres vestidos de mujeres), ladinos y su agrupación musical. Esta última consta de rabel de dos cuerdas metálicas y guitarra tzeltal de cuatro órdenes dobles o triples; construidos localmente con madera de aya o tejamanil. Acompañan a los danzantes: maruchas y ladinos quienes hacen sonar las maracas que se llevan en las manos. Relacionada con dicha agrupación, esta pieza, a través de un delicado canto, invoca a Rantos Rosario; contrastando con el enérgico grito de otro personaje que sirve de enlace con los demás participantes en el ritual.


25. SIN NOMBRE (Segunda pieza de la danza de Carnaval) 7:20
Intérpretes: Miguel Aguilar, caparazón de tortuga; Agustín Guzmán, Agustín Pérez, Luis Gómez y Antonio Cruz, cornetas (aerófonos de cuerno de toro); Miguel Jiménez Gómez, flauta de carrizo (de seis orificios de obturación); Domingo Gómez, tambor; Miguel Cruz López, Manuel Domínguez y Juan Domínguez; voces, maracas y silbidos.
Procedencia: San Juan Cancuc, municipio del mismo nombre, Chiapas.


El conjunto de músicos de Lok'i Venta anuncia la llegada de la celebración, marca el pulso festivo; los diversos eventos y ciclos de movimientos y pasos, creando, acorde con los demás elementos, un clima de trance que permite el advenimiento de los tiempos ceremoniales y rituales. 

In Memoriam

Fallece “Don Vis”, músico creador de la Maya Pax
Don Vicente Ek músico mayapax

domingo, 20 de agosto de 2017

Anthology of Central and South American Indian Music

Anthology of Central and South American Indian Music
1975
Folkways Records


"Hubo un tiempo en el que el área de Centro y Sur América fue el hogar de varias culturas indígenas: comprendía a los cazadores-recolectores de Tierra del Fuego y la Patagonia, a los pueblos que habitaban los ríos y selvas del Amazonas, a los imperios militares de los Andes y el centro de México y a los estados teocráticos de Guatemala y el sur de México. Muchas de las culturas que una vez habitaron estas tierras están hoy extintas o en el camino de extinguirse. Otras han sido asimiladas dentro de la cultura europea dominante y abandonado sus prácticas tradicionales. Pero quizás la mayoría ha permanecido en una especie de limbo histórico, conquistados pero no asimilados..."
Alan Lazar

Central America ( o sea México)
101 Pascola Dance n/a 2:43
102 Deer Dance n/a 2:24
103 Squash Dance n/a 1:29
104 Harvest Dance n/a 1:44
105 Danza de los Viejitos: Juanzucuarecua n/a 2:41
106 Abajeño a la Juventud n/a 1:27
107 Real Song n/a 3:09
108 Good Friday Music, Music to el Senor de Fila n/a 2:26
109 Baile de las Canastas n/a 2:06
110 Festival Music n/a 2:18

South America The Amazon

201 Morning Choir and Soloist n/a 2:02
202 Social Choir n/a 5:46
203 Sacred Flutes of the Urua Ceremony n/a 1:58
204 Girl's Puberty Rite n/a 1:31
205 Feather Song n/a 2:03
206 War Music n/a 1:17
207 Animal Sacrifice Music n/a 1:51
208 Tsanta (Shrunken Head) Song n/a 1:21
209 Curing Ritual n/a 1:16
210 Party Song n/a 1:57
211 Fertility Chant n/a 1:13
212 Welcoming Music n/a 1:35

South America The Andes
301 Quechua-Cuzco-Huayno n/a 1:32
302 Quechua-Q'eros-Festival of Santiaga n/a 2:32
303 Quechua-Collas-Sirvinakuy (trial marriage) n/a 2:54
304 Quechua-Collos-Tinka (libation to animals) ceremony n/a 2:23
305 Quechua-Huancalli-Shepherd's Flute n/a 1:48
306 Quechua-Cuzco-Inti Raymi (festival to the Sun) n/a 7:27
307 Quechua-Pisac-Conch-shell Blowing n/a 5:36
308 Quechua-Ayacucho-Yaravi n/a 4:32

South America Southern Andes
401 Quechua-Canas-Pampa Hash (agricutural fertility) festival n/a 0:34
402 Aymara-Lake Titcaca-Los Jilacatas (appointment of headmen) n/a 2:38
403 Aymara-Tarabuco-Fertility ceremony n/a 2:15
404 Aymara-San Lorenzo-Quena Music n/a 1:37
405 Aymara-Chile-El Floreo n/a 2:02
406 Selk'ham-Tierra del Fuego-Whale Chant n/a 3:40
407 Selk'ham-Tierra del Fuego-Arrow ordeal chant n/a 2:26
408 Song of the Condor n/a 2:33

Una antología con grabaciones de nuestra vieja conocida Henriettísima y otros investigadores.  Básicamente un compilado de otras ediciones. Con un agregado sudamericano. Que supongo no hará daño conocer. 
Alguien que le diga al compilador que México y en particular Sonora está en Norte América. 

martes, 8 de agosto de 2017

La música de Campeche - Compilado

Teniente del Rey
Isla de Jaina
Calakmul
JARANA Que bonita eres
HACH HADZ’UDZ’ECH
Hach hadz' udz'ech (jarana que bonita eres) -idioma maya-
(Ver. Maya)


BUCAJA’ TZUTZIL KEN CUCHECH TIN UIC NAL
YE TELA’CHEN TUCH YETE LA’KICHKELEN BOOCH’
BUCAJA’TZUTZIL KEN CHEN HOO KECH OCOT
YETEL U CHEN CHAC IU CH’EN BOXIL A CHI

BUCAJA’TZUTZIL A CHEN LOCOTCA’UOK
YO K’OLUM BAC CHE’I CHEC JETZE BA’LUJUM
TAKI PUCZIKAL CA’BET CULEMLEMBAL
TU MEJETAN MA´LOO A UOCOT CHU´PAL,

CAPECZIC IOL IN PUCZIKAL YETEL A UOCOT BEYO
KENI UILECH TIN UIC NAL,
CA TZICTEN KIN MACOOLAL
LEVEN TIC TECH UYUY MILIN YA’ CU NAL YET IN CUX TAL
IN OUJE YANA TZIKTEN HUMP’EL DZUTZ A PUCZIKAL.
QUÉ BONITA ERES
(Ver. Castellano)

QUÉ BONITO ES CUANDO LLEGAS JUNTO AMÍ
CON TU COPETE Y TU PRECIOSO REBOZO
QUÉ BONITO ES CUANDO SALES A BAILAR
CON TUS LABIOS ROJOS Y TU BOQUITA COLOR CARMESÍ.
QUE BONITO ES CUANDO TACONEAS
Y CRUZAS TUS PIES SOBRE EL PISO DE LA TARIMA;
HASTA MI CORAZÓN HACES PALPITAR
PORQUE BAILAS MUY BIEN MUCHACHA.
ESTREMECES MI CORAZÓN CON TU MODO DE BAILAR ASÍ
CUANDO TE VEO JUNTO A MI ME DAS ALEGRÍA
MIS OJOS AL MIRARTE SE ENTUSIASMAN
Y YO SÉ QUE CON UN BESO MÍA ME DARÁS TU AMOR.

Un compilado aportado por Jorge Altea, la canciones están en bajo bitrate, pero
nos permiten dar un vistazo a la música de Campeche. Para que se queden con ganas de más Campeche.

Los Mayas Peninsulares

Los Mayas Peninsulares



Encuentros de Música Tradicional Indígena
INI Fonapas – Serie 1 - Vol. 1
Vinyl, LP 1980

De la colección Etnográfica del Instituto Nacional Indigenista.

Grabaciones realizadas por el INI en el área maya.

Encuentro XV Calkiní, Campeche 1ro diciembre 1978
Encuentro XXIX em X-Hazil Sur, Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo marzo de 1980
Encuentro VIII Valladolid, Yucatán junio de 1978


  
Repertorio
A1 Cinco Instrumentos Musicales Prehispánicos 
A2 Canto del Tunkul
A3 Xpoostanil
A4 Okot-Po'ol
A5 Xkichpaan Xpil
B1 Xmamen
B2 Xpoostanil
B3 Jach Jadzuchech
B4 La Conejita
B5 Mi Huateque
B6 Tizimin


Seré breve. Otro discazo.

Música para Muertos - Antología CDI

La Catrina - José Guadalupe Posada
Música para muertos
Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas
CDI

1. El copal (sikií) / 1'25"

Pueblo indígena: Triqui.

Día de muertos. Fiestas indígenas Interpretes: Dueto San Gabriel. Fernando Trinidad Gómez, violín y Francisco Santiago Castillo, guitarra sexta (sin la sexta cuerda).
Procedencia: San Gabriel Chicahuaxtla, Mpio. de Putla, Oaxaca.
Grabado en el Centro de Producción Musical Indígena, Estudio Gabriel Saldivar en 1999. Fuente: Música Tradicional Triqui Alta vol. 2

Para el pueblo Triqui la música juega un papel de suma importancia, ya que es un vehículo vital para la transmisión de su cultura, es por eso, que su música esta relacionada con el mundo de lo divino y lo sagrado, también hacen alusión a momentos históricos importantes, a la vida cotidiana, la naturaleza, o bien son propias de celebraciones como la Semana Santa, Navidad, etc.

El copal es una pieza musical que se interpreta en la fiesta de Todos Santos, y es utilizada como elemento ceremonial en el sahumado de ofrendas. Cabe mencionar que no solo se utiliza en esta fiesta, ya que es una pieza que tiene una función purificadora y como tal es utilizada en los rituales que lo requieran.

2. Te,te,te Nima Santo - Baila, baila, baila, corazón en el alma - (Son de la danza de los huehuetones) / 3'17"
Pueblo indígena:
Mazateco.


Interpretes: grupo "Anti" de Río Sapo Chilchotla: Ernesto Parra Silva (director) 1ª voz y guitarra; Raúl Parra Silva, violín, 2ª voz y maracas; Isidro Parra Silva, tambor y Leopoldo Parra Pacheco, cencerro.
Procedencia: Río Sapo, Chilchotla, Oaxaca.
Grabado en la XEOJN "La voz de la Chinantla" en 1994. Fuente. La música en la Chinantla. Sonidos del México profundo vol. 11

Chamaa (hombres negros) y huehuetones (viejos danzantes), es la danza con mayor importancia en la zona Mazateca alta, ésta, se realiza dentro de la celebración de Todos Santos del 27 de octubre al 3 de noviembre, para lo cual, los huehuetones acuden al panteón a pedirle permiso a la madre naturaleza para que salgan las almas de los difuntos a recibir sus ofrendas y a compartir la fiesta con los vivos: sus parientes y amigos.

Terminando la danza de los huehuetones, el día 3 de noviembre se realiza la "quiebra de piñatas" en el panteón y en algunas casas. Ese mismo día por la tarde, las almas de los niños difuntos se marchan; para ayudarlos, la gente les coloca veladoras a la orilla del camino que anduvieron en vida.

Los participantes de la danza deben tener más de 20 años de edad y el compromiso que adquieren se prolonga por siete años consecutivos. Para la presentación de esta danza, se visten con la ropa de los difuntos, también usan calzón de manta, huaraches, zapatos de cartón, huipiles y máscaras de madera de ojonote. La danza se acompaña con la música de violines, guitarra, güiro y tambores que ellos mismos construyen.

Te, te, te nima santo, es una pieza del repertorio de la danza de huehuetones, que es interpretada en estas fechas.

3. Ya se va la niña (cántico de alabanza) / 1'20"
Pueblo indígena:
Mazahua.


Interpretes: Lorenzo Pacheco Domínguez, violín y Pedro González, tambora.
Procedencia: San Pedro el Alto, Temascalcingo, Estado de México.
Grabado en San Pedro el Alto por Enrique Greiner Ortíz, en 1993. Fuente: Música Mazahua del Estado de México (master)

El pueblo Mazahua muestra un universo musical tan disímil y complejo, que tan sólo en el Estado de México, existen un sin fin de agrupaciones que mantienen elementos de diferentes épocas e influencias de varias culturas, que confluyen a la vez en los mismos tiempos y espacios dedicados a la religión y a las actividades sociales de esparcimiento. El violín y la tambora es una de estas dotaciones que está presente en los momentos más importantes de la vida de los mazahuas, desde danzas propiciatorias de la agricultura como la danza de romanos; Danzas ligadas a la Natividad del Niño Jesús como la danza de pastoras; piezas para los viejos de Corpus y no falta en su repertorio las piezas fúnebres para velar a un angelito o algún cántico de alabanza que acompañe a los difuntos en su viaje al otro mundo.

Entre los mazahuas, las alabanzas son interpretadas indistintamente por mujeres u hombres; normalmente estas personas tienen algún cargo religioso o son solicitadas por los encargados de las festividades. El ejemplo presentado en este fonograma con esta dotación instrumental de violín y tambora, es la música de alabanzas, que se utiliza para acompañar a los difuntos en su último viaje.

4. El Gran San Juan (música para la ceremonia del día de muertos) / 3'58"
Pueblo indígena: Tzotzil.


Interpretes: Lorenzo Muñoz Gómez, voz y sonaja; Domingo Hernández, arpa; Juan Gómez Gómez, acordeón y Salvador Gómez Gómez, guitarra de 12 cuerdas.
Procedencia: Milpoleta, Mpio. de San Juan Chamula.
Grabado en Paraje Milpoleta, Mpio. de San Juan Chamula por personal de la XEVFS "La voz de la frontera sur" en 1994. Fuente. Sistema de radiodifusoras culturales indigenistas vol. 1

La música que se interpreta durante la celebración del Día de Muertos entre los Tzotziles de Milpoleta, municipio de San Juan Chamula, se hace principalmente en dos momentos, que es antes y después de la comida. Los anfitriones de la comida, son todas aquellas familias que ponen ofrendas en sus casas y que invitan a sus parientes, por lo general a la gente de mayor edad. Los invitados se sientan en mesas que se colocan cerca de la ofrenda.

A partir de las ocho de la mañana aproximadamente, momento en que las almas se van, se comienza a recoger las ofrendas, toda la comida que se recoge se reparte entre los invitados. Cuando una ofrenda se termina de repartir, surgen nuevas invitaciones a otras ofrendas a las que los invitados asisten para continuar con la comida y formar parte de la repartición de ofrendas.

El Gran San Juan, es el tercer canto de esta ceremonia en la cual se reparten los alimentos de la ofrenda a los asistentes, el primero es Santa María, después Tres Señoras encargadas de cargar agua, El Gran San Juan, Su Sagrado Bastón y finalmente Pequeño San Juan. Cada una de estas piezas a las cuales denominan también sones, van unidos musicalmente, ya que integran un solo canto en la ceremonia del Día de Muertos. Es importante señalar que "El Gran San Juan" también se presenta en el contexto de otras festividades. Los instrumentos que acompañan el canto son un ejemplo de las dotaciones clásicas de los tzotziles.

5. Honor y Gloria (marcha fúnebre) / 8'50"
Pueblo indígena: Cuicateco.


Interpretes: Banda, 11 integrantes, representados por Camerino Juárez P.
Procedencia: San Andrés Papalo, Oaxaca.
Grabado en el LIII Encuentro de Música y Danza Indígena en Cuicatlán, Oaxaca por Alejandro Méndez en 1982. Fuente. EMDI LIII C3.

Las bandas de viento entre las comunidades indígenas, tomaron un profundo arraigo a partir de las dos primeras décadas del Siglo XX, con la creación de la clase de instrumentación para bandas militares y su instrucción musical pública por encargo del entonces presidente Porfirio Díaz. Fueron principalmente tres estados los que obtuvieron un lugar preferente, en este periodo; Oaxaca, Morelos y Michoacán, particularmente cuando la inspección de músicos militares desaparece y muchos de los integrantes de estas bandas se incorporan a agrupaciones civiles. Los repertorios de las bandas de viento fueron adecuándose y adaptándose a las necesidades rituales, ceremoniales y sociales de muchas comunidades indígenas, surgiendo nuevas creaciones, o bien adaptando las ya existentes, este es un ejemplo de marchas que muestran una clara influencia del estilo regional en su cadencia que nos remite a los sones serranos adoptado ya, como música tradicional de ceremonias funerarias.

6. Del pastor (pieza de la danza de baila viejo) / 2'28"
Pueblo indígena: Chontal de Tabasco.


Interpretes: Refugio Bernardo Esteban y Cándido Hernández Arias, maracas y voces; Román Rodríguez de la Cruz, flauta de carrizo de 7 orificios; Maximino Esteban Magaña, tambor grande de doble membrana y Cirilo Isidro Hernández, tambor chico de doble membrana.
Procedencia: Mazateupa y Tucta, Nacajuca, Tabasco.
Grabado en el estudio de la XETEB "Radio mar", Campeche, Campeche, por el Ing. Pablo Romero, durante el "I Encuentro de Pueblos Mayas" en 1993. Fuente. Música de los Pueblos Mayas vol. 2

El baila viejo es un rito ancestral propiciatorio de la agricultura y la pesca, que antiguamente extendía su función a ritos de paso como los nacimientos y velaciones. Esta danza se representa principalmente en las comunidades de Tucta y Guaytalpa, Nacajuca.

Los baila viejo, son dos o cuatro jóvenes danzantes no iniciados en la vida sexual, los cuales bailan descalzos portando sobre la cabeza máscaras con rasgos que semejan ancianos y ancianas, en la mano derecha un chín chín (Instrumento de percusión semejante a una maraca) y en la izquierda un pequeño abanico de guano con el que reverencian al Santo Patrón en el altar, pidiendo y agradeciendo sus bondades y favores. El abanico, es una oración no verbal a las deidades para atraer buenos augurios. Se quema el Achón y se emiten gritos como parte del pulso ritual.

La música de tambor y pito que acompaña a esta danza, se compone de varios sones, a cada uno de ellos los danzantes bailan en círculos rutinariamente, emitiendo a intervalos fuertes gritos durante toda la noche.

7. Sin Nombre (marcha fúnebre) / 6'07"
Pueblo indígena: Chocholteco.


Interpretes: Banda de San Antonio Abad (nueve elementos), representados por Cándido Cruz López.
Procedencia, San Antonio Abad, Mpio. de Santiago Thuitlán, Oaxaca.
Grabado en el XXX Encuentro de Música y Danza Indígena en San Juan Bautista Coixtlahuaca, Oaxaca por Rodolfo Sánchez en 1980. Fuente. EMDI XXX C2

Originalmente la marcha no está sólo vinculada a la actividad militar; también ocupa en los rituales cristianos una función particular como es el de dar el paso a las procesiones. Cabe mencionar que la marcha es una forma de música destinada originalmente para acompañar el paso de las tropas o de las procesiones, por tal motivo la marcha se escribe por lo común en un compás de 2/2 o 4/4, y pueden ser ligeras, de desfile, lentas o rápidas, con distintas variantes todas ellas.

Así, tenemos que en diversos lugares, las bandas tocan marchas para acompañar también a los cortejos fúnebres; tal es el caso de este ejemplo de marcha fúnebre utilizada por los Chocholtecos, la cual se encuentra en un compás de 4/4 y presenta cambios en su agógica.

8. El día de muertos (pirekua) / 3'40"
Pueblo indígena: Purépecha.


Interpretes: Trío San Martín de Santa Cruz Tanaco, Mpio. De Cherán, Michoacán.
Procedencia: Santa Cruz Tanaco, Cherán, Michoacán. Grabado en la XEPUR "La voz de los Purépechas", por personal de la radio en 1983. Fuente. Cultivando amigos: pirekuas, sones y abajeños. Sonidos del México profundo vol. 4

La pirekua es un género característico de la música purépecha. La palabra "pirekua" se traduce al español como canto o canción y son interpretadas por los "pireri" que quiere decir cantor o interprete de canciones. El canto en purépecha es uno de los elementos fundamentales de este género; y puede ser interpretado con agrupaciones que van desde solistas, duetos, tríos, hasta grupos corales a "capella", y estos mismos pueden ser acompañados con una o dos guitarras o hasta con una orquesta de cuerdas y en la actualidad también con bandas de viento.

La temática de las pirekuas es muy variado, pues es a través de esta, que los purépechas manifiestan su cosmovisión. En este caso, la pirekua de "El Día de Muertos", es una pieza que habla del pesar por un amor no correspondido, interpretada por los pireris en la celebración de Todos Santos.

    "El día que yo me muera no te molestes en ir a verme,
    Ya no nos veremos en este mundo;
    pero sí te pido un favor,
    llévame cuando menos una vela el día de los muertos,
    porque tú eres la causa, Carolinita,
    y vas a ser la causa si llego a morir;
    pero si tú te mueres primero, Carolinita,
    yo sí te voy a ir a visitar todos los días en el panteón
    y no únicamente el día de los muertos.
    Y si no pudieras ir para esa fecha y vas al siguiente día,
    es lo mismo, yo te seguiré esperando."

9. Fin del hombre (Marcha fúnebre) / 10'14"
Pueblo indígena: Nahua de Veracruz.


Interpretes: Banda de viento (10 integrantes), Director, Juan Agustín Burgos.
Procedencia: Comunidad de Atempa, Barrio de Tapamixco, de Ilamatlán, Veracruz.
Grabado en el XXIII Encuentro de Música y Danza Indígena en Huayacocotla, Veracruz, por Rodolfo Sánchez en 1979. Fuente. EMDI XXIII C1.

La banda es una de las expresiones que caracterizan la producción musical de la huasteca Veracruzana, principalmente entre la población indígena de la sierra. Son estas las encargadas de amenizar las festividades que tradicionalmente se celebran en las comunidades, con reducidos grupos que van de entre ocho y quince integrantes, que por lo general "tocan de oído", es decir sin partituras, pero siempre bajo la dirección del director o "capitán", que en la mayoría de los casos es el trompetista principal.

En estas festividades, las bandas se encargan de ejecutar alabanzas en los atrios de las iglesias, tocar sones para la quema de fuegos artificiales, amenizar los bailes, y encabezar las procesiones religiosas o funerarias; como es el caso de este ejemplo musical que presentamos.

10. Son de los angelitos (son) / 4'36"
Pueblo indígena: Mixe.


Interpretes: Grupo de música y danza de Buenavista, representante Ricardo Luis.
Procedencia: Buenavista, Oaxaca.
Grabado en el LVII Encuentro de Música y Danza Indígena en San Juan Guichicovi, Oaxaca, por Alejandro Méndez en 1982. Fuente. EMDI LVII C3/ EMDILVII C4.

La música para los Mixe como para la mayoría de los grupos indígenas de nuestro país, está íntimamente ligada a prácticamente toda actividad humana: para el nacimiento, durante el desarrollo de la vida y al momento de la muerte. Los Mixe hacen una diferenciación entre la muerte de una persona mayor y la de un niño; esta distinción se plasma en la música, es así, que podemos encontrar alabanzas o música de angelitos que se interpretan sólo cuando muere algún niño. Esta pieza musical, es utilizada por los Mixe para despedir a los infantes difuntos.

En este ejemplo, podemos escuchar instrumentos como el cántaro, jaranitas de cuatro y cinco ordenes de cuerdas y una jaranita primera a manera de requinto, cabe señalar, que esta instrumentación de cordófonos, es una influencia clara de los grupos jaraneros del estado de Veracruz, ya que esta región de la mixe baja, se encuentra en el limite de ambos estados.

11. Marcha fúnebre 1 y 2 (marcha ceremonial fúnebre) / 4'30"
Pueblo indígena: Nahua de Puebla.


Intérpretes: Banda de Yaonahuac (10 integrantes) representados por Francisco Colon, dotación instrumental, 2 saxofones alto y tenor, trombón de émbolos, clarinete y clarinete bajo, bombo, platillos y tarola.
Procedencia: Yaonahuac, Puebla.
Grabado en el XXXV Encuentro de Música y Danza Indígena en Teziutlán, Puebla, por Rodolfo Sánchez en 1980. Fuente. EMDIXXXV C4.

Antiguamente los grupos musicales de instrumentos de viento o cuerda se les conocía con el nombre genérico de bandas. En la actualidad sólo reciben este nombre los conjuntos de viento y percusión.

Las bandas tienen un fuerte arraigo en diferentes grupos étnicos del país -que generalmente viven o vivieron en regiones apartadas, carentes de entre otros servicios de energía eléctrica. En estas condiciones, la banda a jugado un papel importante en la cohesión social y religiosa de estos pueblos. Así, tenemos que la función de la banda va (en algunos lugares) desde acompañar las misas solemnes y procesiones religiosas, hasta amenizar las peleas de gallos o corridas de toros. Por lo mismo su repertorio es muy amplio. En el caso de los nahuas de Puebla, se acostumbra tocar marchas en las procesiones que acompañan al difunto al panteón.

12. Marcha fúnebre 2 (ceremonial para entierro) / 2'27"
Pueblo indígena: Chatino.


Intérpretes: Banda de Tataltepec de Valdés, representante Hilario Gómez Ramírez.
Procedencia: Tataltepec de Valdéz, Oaxaca.
Grabado en el XLIV Encuentro de Música y Danza Indígena en Santa Catarina Juquila, Oaxaca por Jesús Sánchez en 1981.Fuente. EMDIXLIV C3.

Oaxaca es uno de los estados con mayor tradición en bandas de viento. En la mayoría de los grupos indígenas de la región la banda llega a alcanzar extraordinaria relevancia, al grado de que existen comunidades donde miembros específicos de ellas aprenden primero a leer música que palabras. Entre los Chatino, la banda de viento juega un papel ceremonial importante para el entierro, ya que a solicitud de los familiares del difunto, la música lo acompaña en el último adiós.

13. El muerto (música para la celebración del Xantolo)*. /3'15"
Pueblo indígena: Nahua de Hidalgo.


Intérpretes: Cirino Moedano, violín y voz; Alejandro Moedano, jarana y Víctor Moedano, huapanguera y voz.
Procedencia: Huxilititla, Huejutla, Hidalgo.
Grabado en el Centro de Producción Musical Indígena, Estudio Gabriel Saldivar en 2000.

El Xantolo, es la fiesta de los difuntos, que como todas las celebraciones de día de muertos en México, se funda en una creencia básica: las ánimas de los fieles difuntos llegan durante esta fecha a estar con sus familiares y amigos. Esta celebración entre los nahuas de Hidalgo se inicia el 29 de septiembre, fecha en que se celebra a San Miguel. Jurado (FONCA, 2000) nos explica que en el caso de Huasteca hidalguense, este día se realiza la primera ofrenda a los muertos, en los altares familiares y en el cementerio, marcando una serie de actividades tanto en el campo ritual como en el laboral, al interior del grupo doméstico.

Dentro de las festividades del Xantolo las comparsas de viejos o huehues se reúnen al llamado del mayordomo o "capitán", quien es el encargado de organizar los ensayos y de contratar a los músicos que acompañarán a la cuadrilla, además es el encargado de recolectar lo que reciben de los hogares donde hacen sus representaciones y que serán utilizadas para la fiesta del 30 de noviembre que es la "desenmascarada". El cargo de "capitán", dura generalmente siete años, y cada año, inicia sus actividades desde el 29 de septiembre y finalizan entre el 10 y el 30 de noviembre (FONCA, 2000).

Las comparsas de viejos, están integradas por varones jóvenes, que se agrupan en número variable. Esta danza esta conformada principalmente por dos personajes: el viejo y la vieja. El vestuario del viejo corresponde a la indumentaria actual de los hombres, salvo que llevan máscaras de madera que actualmente se han visto sustituidas por máscaras de plástico. Las viejas, (que son hombres disfrazados de mujeres) visten como las jóvenes de la comunidad o las mestizas. Estas comparsas van de casa en casa pidiendo autorización para bailar en el solar de alguna casa, a cambio de algún tipo de "pago".

La danza se puede dividir en dos partes. La primera que corresponde a la danza propiamente dicha. La segunda es la dramatización de un hecho determinado relacionado con la muerte. "La comunidad denomina a esta segunda parte como "juego", que es la representación de un tema en torno a la muerte, teatralizado por los viejos y acompañados por la música del trío huasteco" (Jurado, 1995: 173). El ejemplo que se presenta en este fonograma corresponde a esta parte de los juegos, los cuales son psicodramas que permiten el flujo de sentimientos y experiencias vividas por la comunidad.

14. Agustín (marcha fúnebre) / 6'40"
Pueblo indígena: Chontal de Oaxaca.


Intérpretes: Banda de Santa María Huamelula (14 elementos), dotación instrumental: una batería, 3 saxofones tenores, 6 saxofones altos y 4 trompetas, representados por Aurelio Ruiz Barrera.
Procedencia: Santa María Huamelula, Oaxaca.
Grabado en Santa María Huamelula en 1999.

El número de ejecutantes en las bandas ha sido variable, aumentando o disminuyendo según las necesidades de la instrumentación del repertorio que se pretende o por falta o sobre cupo de elementos. También tenemos casos en que la incorporación de nuevos instrumentos como el teclado o la batería reducen el número de músicos que se necesitan para interpretar determinada pieza, pues un solo músico puede tocar o hacer la función de varios instrumentos a la vez. Tal es el caso de esta marcha fúnebre, donde la batería hace la función de la tambora, tarola, timbales, y platillos.

15. Primer Son del Costumbre de Ofrenda a los Espíritus / 6'10"
Pueblo indígena: Totonaco de Puebla.


Interpretes: Arpa: Miguel Eduardo Cruz, arpa y Domingo Diego Francisco, violín.
Procedencia: Pantepec, Huauchinango, Puebla.
Grabado en el Centro de Producción Musical Indígena, Estudio Gabriel Saldivar en 2000.

Sin duda la festividad religiosa más extendida en todas las comunidades Totonacas es la de Día de Muertos o Ninín celebración que se dedica a los difuntos chicos y grandes, la cual, consta de cuatro momentos:

1.- San Lucas; 18 de octubre.
2.- Ninín el día de los muertos, el Todos Santos; del 31 de octubre al 2 de noviembre.
3.- Xa actumajat, la octava; 8 y 9 de noviembre.
4.- San Andrés ("Sanandrés"); 30 de noviembre.

Todos los vivos y muertos del totonacapan quedan comprendidos por esta cadena de eventos rituales. La cruz del sepulcro se coloca en dirección oeste, donde va la cabeza del difunto, por donde transita para llegar al más allá. En cambio los vivos se colocan mirando hacia el oriente para dormir, pues al día siguiente acompañarán al sol naciente.

Durante esta celebración se acostumbra poner una ofrenda donde todos los alimentos deben de estar humeantes y olorosos ya que para los indígenas totonacos el ser humano al morir prolonga su existencia entre los vivos a través del alma y ellos conciben a esta como una fuerza, acaso como un humo o niebla; y por tanto no pueden tomar los alimentos de la ofrenda, sino únicamente el humo y el olor de las cosas. También se acostumbra invocar a los difuntos con plegarias como la siguiente:

"Humildemente damos su ofrenda, aquí estamos en el hogar de espera, parados, sentados, de día y de noche tenéis nuestro canto y palabra, escucha los estruendos de los cohetes y el repique de las campanas. Aquí en su verso cantamos, les tocamos y bailamos su música de costumbre. Todos aquí reunidos con mucha alegría, ustedes han de dispensar nuestros dueños, que no habrá dolor alguno, ni pleitos, ni siquiera insinuaremos una mohina (coraje) o envidia. He aquí nuestra honra, esta pequeña y humilde ofrenda de nuestras comidas como una muestra de agradecimiento, de su benevolencia venida en este su lugar de paso. Ustedes, dueños y progenitores, dadores de nuestros conocimientos: la memoria...

Damos el perfume de las flores, la melodía de nuestros cantos. No se molestarán, ustedes son el motivo de nuestra espera de paso, en este humilde paraje: Kantiyán su casa sagrada. Comed y bebed parte de nuestra cosecha, wati (tamal de carne) que es su sustento".

No se puede acompañar la plegaria sin su acompañamiento musical. Es necesario escuchar la plegaria cantada de un curandero acompañado por el arpa y el violín para sentir a que punto, plegaria y música siguen la misma melodía, como el ritmo. La música de arpa y violín se acostumbra tocar durante esta celebración.

Violines y arpas son instrumentos europeos, pero los indígenas los utilizan de modo muy poco ortodoxo. El violín no tiene nada de particular, si no es su rusticidad. Se les compra con los fabricantes de Huauchinango, pues debe ser de madera de pino y esta no se encuentra en esa región. Para la música de la costumbre el músico despoja su instrumento, generalmente, de la primera y toca solamente con tres cuerdas.

El arpa está hecha en madera de cedro. El número de cuerdas varía de 19 a 24. todavía se fabrica en la región, en muchos poblados; particularmente en Pápalo y Petlacotla. Hay dos modelos: uno grande y otro pequeño. El músico, acuclillado sobre el suelo o sentado en un taburete, tañe con su mano izquierda las cinco cuerdas más altas para el acompañamiento y toca las melodías en las demás.

CREDITOS

Realización Edición y Masterización: Julio Herrera, Ing. Julio Delgado
Investigación Fotografía de portada: Camilo Camacho Julio Herrera, María Eugenia Jurado. (FONCA, 2000)
Compilación musical: Julio Delgado y Rafael Rodríguez
Asistentes: Mireya Carrillo, Alejandrina González y Omar Alvarez
Grabación: Julio Delgado / Aurelio Ruiz Barrera / Jesús Sánchez /Rodolfo Sánchez / Alejandro Méndez Pablo Romero /Alejandro Méndez /Enrique Greiner

Este es un discazo, espero no morir sin ver un disco de la CDI en original. A mi rancho no llegan tales joyas.
Un pajarito me chismeó que están disponibles en todos los Museos y librerias Educal.

En calidad de mientras helo aquí. En bajo bitrate pero vale totalmente la pena.

No lo dejéis pasar o la muerte se puede enfadar
y con los anónimos cargar.
De paso a algunas uploaders se puede llevar.
Y la Paulina Rubio y los Temerarios triunfar.

Gracias a  Pico de Gallo por compartir las músicas perdidas en un momento de ofuscación digital.
Gracias a Salvador por aportarlo a mayo calidad. Etiqueto y comparto en unos días.
Salvador a protemido las portadas, por fin! veremos de que se trata, parece una ofrenda .